EL  RESCATE DE UNA GALGUITA

Ayer  fue un día difícil de olvidar. No todos los días se rescatan  cuatro perros: JUNIOR (13 años), JUANITO, KIT, pero sobretodo a la GALGUITA sin nombre, y cuya historia (la de su rescate ) encierra algunas  lecciones que creo merece la pena reseñar.

Todo empezó, como casi todos los rescates, con una llamada a mi móvil. Era uno de los vigilantes. Casi le temblaba la voz cuando me decía que acababa de pasar corriendo delante de su garita un galgo negro precioso. Se dirigía hacia Madrid corriendo por la vía de servicio en sentido contrario.

Casi al mismo tiempo recibí otra llamada, era Mar una socia de nuestra Asociación. Me dijo que le había visto por la estación de servicio de GAL (km. 26 de la AI)

Me puse rápidamente en marcha y al pasar por la garita pensaba que  iba hacia una misión imposible. Sólo excepcionalmente  voy a buscar un perro y menos por una carretera. Me animó a continuar, al mismo tiempo que iba mirando hacia el carril por el que se supone corría nuestro galguito, el recuerdo de Mac  otro galgo que hace unos meses rescató por este mismo sitio nuestra asociada Elena. Había sido atropellado y arrastrado y tenía dos patas rotas

Con este pensamiento hice el cambio de sentido, junto a El  Águila y tomé la vía de servicio para regresar a Santo Domingo  al tiempo que revisaba la cuneta. No encontré lo que buscaba. Desmoralizado entré en la gasolinera de GAL y volví a salir y al llegar al desvío hacia el poblado del RACE lo tomé y llegué al poblado en el que en cuatro ocasiones en los últimos meses he encontrado galgos perdidos. Como no vi al perro decidí  regresar a CSD por la puerta de Vivero . Llamé  a S. Y antes de   emprender el camino vi un pequeño incendio y perdí 5 minutos en llamar a los bomberos de S. S. de los Reyes. 5 min vitales.

Estos 5 min. fueron vitales pues al llegar al puente vi al galgo, corrió hacia la encina de la Pesadilla (500 años). Si llego un minuto más tarde  ya no lo hubiera visto yhabría perdido. Después de recorrer casi 10 km los últimos 5 metros fueron fáciles. La (era una GALGUITA preciosa) cogí y a casa.

Y para terminar las lecciones:

1. No perder nunca la esperanza, por lo menos inténtalo

2. Me ayudó a seguir el recuerdo de Mac que hoy vive feliz y así ha recibido a su “hermana”. Son iguales.

3. La intuición cuenta, me encaminó al poblado del RACE

4. Avisa a los bomberos si ves un fuego (112). Fue casualidad, pero…

5. Muy importante  si tu no puedes cogerlo AVISA. Si Mar y el vigilante no avisan  posiblemente la GALGUITA hubiera muerto atropellada.

Cada año mueren en España 50.000 galgos. Se está demandando prohibir usarlos para cazar. Muchos cazadores son los causantes de tanta y criminal muerte

La realidad sin imaginación es media realidad.

Anuncios

Acerca de Álvaro Gómez Velasco

Freelance WordPresss consultant & teacher at MrFoxTalbot.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s